El presidente del ente emisor, Edwin Rojas, aseguró que las 22,45 toneladas de reservas de oro que dispone el BCB son superiores al límite de 22 toneladas que establece la ley 1503.

El Colegio de Economistas de Santa Cruz advirtió sobre el bajo nivel de las reservas de oro que tiene el país, en el Banco Central de Bolivia (BCB), además, expresó su preocupación por la falta de transparencia que rodea a las operaciones de este metal y la divulgación de estadísticas oficiales.

“Los niveles actuales de reservas de oro son inadecuadamente bajos, no sólo incumpliendo con los estándares normativos del Banco Central de Bolivia que, de acuerdo a la Ley 1503, indica que el BCB debe mantener un mínimo de 22 toneladas de reservas de oro de las Reservas Internacionales (oro monetario); sino también con las expectativas de seguridad económica”, señala un comunicado de los profesionales cruceños.

Según información del BCB, al 30 de abril de 2024, las reservas en oro ascienden a 22,45 toneladas, de las cuales 15,94 están depositadas o invertidas en cuentas de oro y depósitos a plazo, en bancos internacionales y de alta calidad crediticia.

Otras 2,78 toneladas están resguardadas en bóvedas del BCB y aproximadamente 3,73 toneladas se encuentran en proceso de refinación en el exterior, las que serán acreditadas en las cuentas de oro del BCB este mes. El valor de las reservas en oro, al 30 de abril de 2024, asciende a 1.688,47 millones de dólares.

El presidente del ente emisor, Edwin Rojas, aseguró que las 22,45 toneladas de reservas de oro que dispone el BCB son superiores al límite de 22 toneladas que establece la ley 1503.

Sin embargo, el Colegio de Economistas de Santa Cruz observó que las 2,78 toneladas de oro en bóveda es oro comprado a cooperativistas, por lo tanto, no es oro monetario para obtener la calidad de barras de buena entrega y las 3.73 toneladas de oro que están en proceso de refinación, aún no son parte de las RIN al no concluir el proceso de refinación, por lo tanto, no es oro monetario.

En este marco, sugirió que, en el marco de la política cambiaria, el BCB implemente estrategias efectivas para incrementar las divisas y el fortalecimiento de las reservas internacionales y establezca una normativa rigurosa para la publicación regular de información estadística oficial.

“Es crucial asegurar la transparencia y credibilidad de las autoridades financieras al divulgar estadísticas y cuentas públicas, especialmente en tiempos de crisis, donde la confianza en las cifras oficiales es fundamental para la estabilidad económica”, señala el documento.

Así también, propone que se proporcione información fidedigna a las principales autoridades del Estado y del sector correspondiente, en vista del deterioro de la confianza pública hacia las autoridades interinas del Banco Central de Bolivia.

Finalmente, el Colegio de Economistas sentencia que, de no cumplirse esto, “sugerimos la renuncia del presidente interino y del directorio del BCB para garantizar decisiones acertadas en política monetaria”.

Vía Eju.TV

Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com