El presidente del Estado, Luis Arce, posesionó al nuevo Alto Mando Militar y exhortó a reforzar las capacidades para enfrentar amenazas ante la coyuntura actual, además de esforzarse en forjar la “nueva doctrina militar del siglo XXI” y fortalecer el patriotismo.

“Los distinguidos jefes que hoy son posesionados, tendrán como misión, además del mandato Constitucional de la preservación de la democracia y la gobernabilidad democrática, la importante tarea de aplicar y operativizar los lineamientos estratégicos presidenciales expresados en 2023”, dijo Arce durante el acto de posesión realizado en el Hall de la Casa Grande del Pueblo.

Se trata del vicealmirante Gonzalo Víctor Vigabriel Sánchez, quien asume como nuevo comandante en jefe interino de las Fuerzas Armadas (FFAA); general de división Marco Antonio Peñaloza, como jefe de Estado Mayor del Comando en Jefe de las FFAA.

Además del general de división Juan José Zúñiga, como comandante general del Ejército de Bolivia; el general de división aérea, Marcelo Zegarra Gutiérrez, como comandante general de la Fuerza Aérea; y el vicealmirante Juan Arnez, como comandante general de la Armada Boliviana.

Arce explicó que, los lineamientos tienen como objetivo que las fuerzas militares estén preparadas para la nueva coyuntura internacional y nacional.

“Las Fuerzas Armadas han sido un bastión de la defensa de la Patria y los intereses de todos los bolivianos y así deben permanecer (…). Debemos sentar las bases de los nuevos planes de desarrollo nacional que incluye el planeamiento militar hacia el 2050, como establece nuestra Constitución”, subrayó.

Para este objetivo, se debe modernizar a las distintas fuerzas, fortalecer las capacidades y operaciones conjuntas para enfrentar las amenazas externas, dijo Arce.

“Hoy, más que nunca, la coyuntura obliga a las Fuerzas Armadas a ser mucho más profesionales y, evidentemente, debe obligar al Gobierno nacional a equiparlos de mejor manera para enfrentar estos momentos tan delicados que estamos enfrentando en estas últimas semanas. Ha conmocionado inclusive lo que ha ocurrido en la hermana República de Ecuador”, añadió.

Remarcó que las Fuerzas Armadas deben adaptarse a la nueva realidad y por ello fortalecer su capacidad tecnológica, para contar con capacidades de disuasión ante riesgos externos.

“Debemos reforzar las capacidades en acciones conjuntas con otras instituciones del Estado para la gestión de riesgos y desastres. La lucha contra el contrabando cobra cada vez una mayor importancia y necesidad, la lucha contra el crimen organizado y la promoción del desarrollo integral”, enfatizó.

Arce dijo que los “retos son grandes” y por ello es necesario una nueva visión estratégica para la conducción de las instituciones militares.

Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com