El proceso de las nuevas elecciones judiciales de Bolivia, que no se pueden realizar desde el año pasado, continúa enfrentando una serie de trabas por recursos judiciales que de manera constante paralizan su desarrollo.

Esta vez, la Sala Constitucional Segunda de Beni resolvió admitir una nueva acción de amparo constitucional presentada por Charles Fernando Mejía Cardozo, candidato inhabilitado que se postulaba al Tribunal Constitucional Plurinacional (TCP).

Sin embargo, en tanto no se resuelva esa acción de amparo, no puede continuar el proceso de preselección de candidatos para las elecciones judiciales, por lo que la Sala Constitucional Segunda dispuso su “paralización”, según un documento de dicha instancia judicial al que accedió El Deber.

La audiencia para resolver la citada acción de amparo fue fijada para el viernes 19 de abril, a las 14:30.

Esta nueva determinación se suma a otra similar medida asumida recientemente por la Sala Constitucional Tercera de Santa Cruz a denuncia de Margarita Medrano, otra postulante inhabilitada que buscaba llegar al Consejo de la Magistratura.

Además, según información de algunos legisladores, se conoce que hay en marcha otros recursos judiciales que también buscan paralizar las elecciones judiciales, tal como ocurrió en 2023.

Entretanto, los actuales magistrados continúan prorrogados en sus funciones. 

Vía El Deber

Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com