El Gobernador del Beni, Alejandro Unzueta, ratificó la demanda de ese departamento para que se respete su derecho territorial sobre la localidad de Piso Firme y manifestó su esperanza de que el conflicto de límites se resuelva por la vía del diálogo, evitando pasar al plano judicial.

En diálogo con Asuntos Centrales, el mandatario beniano manifestó su esperanza de que el diálogo y los argumentos técnicos permitan destrabar el conflicto desatado entre Santa Cruz y el Beni por límites interdepartamentales y, en particular, por el destino de la localidad indígena de Piso Firme.

Unzueta aseguró que el conflicto por Piso Firme fue artificialmente “armado” por el Gobierno y alertó que detrás del reclamo de dicha localidad hay “intereses económicos y comerciales”, especialmente, madereros y agricultores que no quieren una solución al diferendo.

La autoridad departamental aseguró que los gobernadores no tienen atribuciones para establecer límites interdepartamentales, pero sí tienen la obligación de hallar una solución por la vía del diálogo, esta vez, con mediación del Viceministerio de Autonomías.

“Tengo fe de que el conflicto por piso firme se resuelva por la vía del diálogo”, afirmó.

“En junio de 2021 pedimos a las autoridades nacionales que definan la situación de piso firme”

“Nunca hubo un conflicto por Piso Firme, pese a que hay grandes aserraderos de empresarios cruceños en la zona en conflicto”

“No creo que una consulta a los pobladores del lugar vaya a definir los límites entre los departamentos”, alertó el gobernador.

“Tenemos esperanza de que las mesas técnicas puedan resolver esta diferencia”

“Hay una acción popular presentada ante el Tribunal Constitucional”

“No puede haber perdedores ni ganadores en esta diferencia”.

Remarcó que en Piso Firme hay muchos comunarios benianos que están siendo amedrentados.

“Diversas comunidades que están en territorio cruceño que quieren ser del Beni”

“Hay cinco comunidades benianas en el lugar: Grande, Tiquín, Remanso, Cerro San Simón, Cafetal, y otras comunidades baureñas más pequeñas, que están en ese territorio”, dijo Unzueta.

El Gobernador se preguntó: “¿Por una comunidad que está en el vértice, Santa Cruz y Beni tienen que pelearse otros territorios que están consolidados como parte del Beni por la ley de 1914? No vale la pena. No había por qué iniciar un conflicto ni por Piso Firme”.

Unzueta mostró un fotografía de un cartel que dice “Bienvenidos a la comunidad mojeña Combate”. La ley de 1914 definió que esa comunidad está en territorio cruceño, siendo que ellos se reconocen como benianos. Combate, Palermo, Playa Seca, son comunidades que “nosotros los atendemos”.

“Entonces, hagamos un cambalache. Pero no pretendan quitarnos 500.000 hectáreas por una comunidad pequeña de 50 hectáreas”, manifestó.

“No existe conflicto, esto fue un conflicto inventado. Esto ha sido armado por intereses maderero, comerciales y políticos que buscan dividirnos”

“Benianos y cruceños somos lo mismo”, señaló.

Vía Asuntos Centrales

Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com